Cómo redactar en 7 pasos

como redactar
Imagen de rawpixel

Saber cómo redactar bien, lejos de lo que pueda parecer, no es tarea fácil. Muchas veces, tenemos un gran artículo que sacar al mercado, pero a la hora de hablar de él, no explicamos bien sus características; no sabemos “venderlo”. 🤔 Lo mismo ocurre, cuando tenemos que enviar una invitación de boda o un simple email.

Es frecuente el caso en artículos de blogs y webs muy conocidas, donde el contenido no parece entenderse. A veces da la impresión, de que su objetivo sea únicamente generar mucho contenido. Crear contenido, no es sólo escribir para llenar la página, también tiene que entenderse y resultar interesante.

¿Te ha pasado querer enviar un email y no saber qué poner?  😂

El caso más típico, podría ser nuestro CV ¿Has visto cuanta gente con un currículum vitae infinitamente peor que el tuyo consigue mejores empleos? ¿Sabes cómo hacer un buen currículum?

Hoy día, que todo está informatizado, es frecuente que tengamos que escribir y contestar cientos de emails a lo largo del día. A menudo, nos enrollamos escribiendo, buscando que nuestro destinatario entienda bien lo que queremos decir ¡Primer error! El consejo más sabio, es como siempre digo, el refranero popular: “lo bueno, si breve, 2 veces bueno”.

¿Qué tipo de texto voy a escribir?

A no ser que se trate de un texto científico o un procedimiento normalizado (y aun así, sigue sirviendo el consejo del refranero popular), ten en cuenta que, si tú no tienes mucho tiempo, tu destinatario tiene aún menos tiempo y pocas ganas.

Redactar, se puede convertir en la primera dificultad para sacar adelante cualquier proyecto. Por eso, conviene tomárselo no solo en serio, tienes que ponerle todo el cuidado del mundo.

¿Cómo redactar bien un escrito? Aquí te dejo algunos trucos, que pueden servirte de ayuda.

como redactar

Como redactar en 7 pasos

  1. El tema o la idea
  2. Lo importante de la idea
  3. Estructura
  4. Ampliando estructura
  5. Cierre de estructura y texto
  6. Cómo redactar, puntos importantes
  7. Consejos prácticos

El tema o la idea

Lo primero que tienes que tener claro a la hora de redactar, es saber sobre qué tema vas a escribir. Después, en función de si se trata de un email, una carta comercial o un artículo podrás hacerlo más o menos largo.

¿Vas a lanzar un nuevo producto al mercado? ¿Necesitas dar a conocer tu empresa? ¿Tienes que enviar invitaciones para una boda o un gran evento?

Sea cual sea el medio que utilices, por mucha publicidad que hagas, si no escoges bien las palabras apropiadas y cuándo y cómo ponerlas, te resultará harto difícil crear algún interés en tu audiencia.

Céntrate en el tema y no empieces a dar vueltas. Una vez que lo tengas claro, resalta los puntos principales con un orden claro y usa los adjetivos apropiados.

Recuerda, que la ortografía debe estar muy cuidada. Utiliza frases cortas y los signos de puntuación apropiados.

Lo importante de la idea

Si el tema es importante, lo fundamental es la idea. Una vez que has entrado en materia con el tema sobre el que hablas, tienes que ir directo a los beneficios de esa idea. Casi nadie tiene tiempo de leer hoy día, ¡pónselo fácil!

Si ya has conseguido, que el tema les interese, explica tu propuesta de manera breve y concisa. Tu idea debe quedar clara inmediatamente.

Lo mismo si es una invitación a la celebración de los 15 o la megafiesta del 50 aniversario de tu empresa ¡Directos al tema!

Estructura

Ya tenemos el tema y la idea. Vamos a darle forma. La estructura es la clave de la redacción. La estructura no es otra cosa que poner orden a la hora de explicar las ideas. El orden es fundamental cuando vamos a expresar algo o presentar un proyecto.

Si en un principio no sabes muy bien que estructura darle o que orden seguir, elige 3 pasos o puntos de los que tirar.

Según los vayas describiendo, te irás dando cuenta de si necesitas ampliar con más puntos.

Después, cuando empieces a releerlo, sabrás seguro si realmente has resaltado las características principales o los puntos que realmente eran necesarios.

Es posible que te sobre medio texto jejeje, pero vas a poder retocarlo las veces que quieras hasta lograr tu objetivo.

Con el tiempo, te darás cuenta que una vez que empiezas a tener práctica, identificas directamente los puntos importantes y la estructura correcta.

Ampliando estructura

Ya tienes una estructura creada, aunque sea “al tun tun” ¡Pues a rellenar la estructura! Se trata de hablar lo justo y preciso de cada uno de los puntos de tu estructura. Ni más, ni menos.

Usa los puntos y las comas que creas necesarias para que se pueda entender bien el texto. Recuerda que las frases muy largas, harán que tu lector se pierda. Si no lo tienes muy claro, puedes ampliar información con esta entrada Como usar bien Los Signos de Puntuación

Cierre de estructura y texto

Cuando has acabado los puntos de tu estructura, no tiene sentido dar más vueltas. Tu público ya tiene que tener más que claro de que hablas y porqué le puede interesar lo que cuentas.

Despídete de tu público, con llamadas a la acción, recordándoles que no deben dejar pasar la oportunidad.  La llamada a la acción debe estar enfocada a que realicen aquello que buscas conseguir.

Cómo redactar, puntos importantes

Recuerda que redactar tiene un fin. Se trata de explicar bien algo, no sólo escribir. Por eso, a la hora de hacerlo, tienes un objetivo; bien sea describir una tarde de campo o un producto nuevo que lanzas al mercado, tu objetivo es crear interés. Por eso, debe ir acompañado de adjetivos acordes al texto y continuas llamadas a la acción.

Imagen de Mabel Amber, still incognito…

Consejos prácticos

Por supuesto, tienes que ser muy cuidadoso con la semántica y con la ortografía. No deberías dejar circular ni una sola línea con faltas o que la acentuación no sea correcta.

El texto, debe estar acompañado de una ortografía perfecta y seguir una línea acorde en semántica y sintaxis.

Es muy recomendable que incluya imágenes que lo acompañen. Visualmente lograrás un efecto más bonito y una sensación más amena que invite a la lectura ¡Te quedará perfecto!

La cantidad de imágenes que puedes incluir, dependerá de la extensión del texto. A veces te bastará sólo con una, pero si se trata de un artículo o texto largo, puedes necesitar hasta 2 o 3 para acompañarlo.

Si ya dominas el tema o finalmente te decides por contratar a un profesional, es conveniente que empieces a trabajar el SEO. Si lo necesitas, aquí te dejo algunos consejos 7 Claves para mejorar el SEO y generar trafico a tu web

¿Me he dejado algún punto? ¿Quieres añadir algo más que sirva de ayuda? ¡Comenta aquí!

Contacto

Compartir

Deja un comentario