La publicidad para PYMES

Cuando hablamos de pequeñas empresas y de la publicidad para PYMES, lo primero que pensamos es que si apenas tenemos presupuesto para “los gastos corrientes”, cómo vamos a tener dinero para publicidad.

Cierto, los autónomos y las PYMES tienen una gran cantidad de gastos que soportar y muchas veces solo con “ir tirando” ya casi se dan por contentos.

Pero, ¿se puede hacer algo de publicidad sin gastar mucho? Sí, se puede hacer mucho.

La publicidad para PYMES

  • El concepto de publicidad
  • La web de empresa
  • ¿Resulta rentable tener una web?
  • Publicidad gratis y publicidad de pago
  • Ejemplo de Redes sociales: Facebook
  • Valorar todas las opciones
  • Medir la publicidad
Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

El concepto de publicidad

La publicidad, además de darnos visibilidad y reforzar la imagen de nuestra empresa, también cumple – aunque a veces no lo parezca – el objetivo más deseado: traernos clientes. Por eso, es algo a tener muy en cuenta y tomarse en serio la publicidad para PYMES.

Si bien las PYMES no tienen un alto presupuesto para campañas, si pueden tener una buena baza con la publicidad gratuita y las redes sociales.

Hay muchas formas de “hacer publicidad” y hoy día el marketing digital nos abre una gran cantidad de puertas; es decir se pueden encontrar opciones para hacer publicidad gratis o contratar plataformas bastante económicas.

La web de empresa

Tanto si pensamos en hacer publicidad de nuestra empresa como si lo descartamos totalmente, tener una web de empresa es algo casi obligado hoy día. Estamos en la era de internet y una página web, además de “modernizarnos” la empresa en un visto y no visto, nos va a dar ese toque de seriedad y rapidez que todo potencial cliente busca.

Es una opción que además resulta bastante económica si lo comparamos con otras plataformas de difusión y el resultado que puede dar. Se puede incluso tener gratis. Si no tienes muy claro cómo va eso de tener una web, quizás te interese esta entrada Cómo hacer una web fácil

¿Resulta rentable tener una web?

Si en algún momento te preguntas hasta qué punto necesitas una web o si de verdad resulta rentable, es que ya la estás necesitando.

Para los típicos clientes que “dudan” y no tiene muy claro qué quieren – ojo a esto – la web es un filón para acabar de convencerlos. Si les atendemos amablemente y les contestamos con un enlace a nuestra web, no van a tardar mucho en curiosearla y probablemente se decidan antes de lo que creemos.

Por supuesto, si la web se va cuidando y actualizando, Google nos tendrá rápidamente en cuenta y podemos ir generando tráfico orgánico.

Imagen de Devi J en Pixabay

Ventajas de tener una web de empresa:

Si en algún momento te preguntas hasta qué punto necesitas una web o si de verdad resulta rentable, es que ya la estás necesitando.

Es una forma rápida y económica de ir haciendo publicidad. Se puede incluir un blog, una sección noticias, consejos para ir metiendo todo aquello que nos interese destacar.

Se pueden compartir las entradas por las redes sociales, unirlas… Lo mejor: es un excelente escaparate para nuestra empresa.

El punto de Redactar entradas para el blog debes ir cuidándolo. No se trata de hacerte una web, meter las dos primeras entradas y luego dejarlo como en barbecho jejeje.

La publicidad para PYMES
Imagen de Werner Moser en Pixabay

Publicidad gratis y publicidad de pago

Todos partimos de la idea de que la publicidad – sobre todo si queremos que resulte efectiva –  tiene un precio. Por raro que parezca, no siempre es así y algunas opciones, aunque sean de pago pueden resultar bastante económicas

Por otra parte, cuando tiene un precio, éste hay que valorarlo muy bien para saber hasta qué punto nos interesa.

Con la llegada de la era digital hay una gran cantidad de páginas gratuitas donde se pueden publicar los servicios de nuestra empresa. Por increíble que parezca, estas páginas precisamente por el hecho de ser gratuitas tienen una gran difusión.

A través de las redes sociales también se puede hacer publicidad. Es cuestión de enfocar bien todo lo que publicamos y tener muy claro el objetivo.

Ejemplo de Redes sociales: Facebook

Un ejemplo bastante claro es Facebook. Existe un alto porcentaje de personas que no tienen mucho manejo en la navegación por internet. Sin embargo, casi todas esas personas están registradas en Facebook o alguna red social similar. Desde esta red social suelen habitualmente dar me gusta o contactar con empresas que “de forma amigable” van promocionando sus productos y servicios.

Esas “empresas amigables” están haciendo una publicidad pagada. En muchos casos el gasto es más bajo de lo que creemos o usan la publicidad gratuita; Pueden estar usando simplemente una Fanpage o medios similares.

Facebook se puede usar de forma gratuita y siendo un poco constantes y “conscientes” del objetivo, puede darnos un buen empuje. Además, si queremos contratar su publicidad de pago, resulta una de las opciones más económicas para ir lanzando campañas o promocionar nuestros productos con sus anuncios.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Valorar todas las opciones

Si ya lo tenemos claro y queremos empezar a explorar un poco el fantástico mundo de la “promoción de nuestra empresa” tenemos que estar abiertos a todas las posibilidades. Tengáis o no presupuesto hay que ser cuidadosos y valorar bien todas las opciones. Confieso que yo soy de las que siempre empiezan – sea lo que sea – con la opción gratis. Hasta que no lo pruebo y me convence no contemplo pagar nada por mucha fama o nombre que tenga. Incluso a veces la opción gratuita que ofrecen es tan buena que para qué pagar.

La publicidad para PYMES es posible y a veces las opciones gratuitas son incluso mejores.

Una vez que tengas tu web (esto vuelvo a repetir que es algo que conviene sí o sí) puedes valorar varias opciones:

  • Publicidad a través de redes sociales
  • Anuncios páginas gratis
  • Notas de prensa en páginas gratuitas
  • Reseñas en páginas afines a tu sector
  • Post patrocinados

Medir la publicidad

No importa si te decides por una opción o por todas, siempre que tengas claro tu objetivo. Si no quieres hacer de “Juan Palomo”, pero quieres ir haciendo alguna cosilla, puedes contratar este servicio Marketing Digital Tarifas

Esto implica:

  • Enfocar bien tu objetivo
  • Textos bien redactados con imágenes afines
  • Llevar un control de los resultados.

Si no tienes muy claro como redactar aquí tienes algunos consejos para empezar Cómo redactar en 7 pasos

En muchas de estas páginas podrás segmentar tu tipo de público. En las páginas gratuitas se limita más, pero una pequeña segmentación casi siempre es posible.

Compartir

Deja un comentario